Zacarías recupera la voz

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    Zacarías recupera la voz

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 10 de 30

    4 febrero 2023

    Hoy es lunes, 5 de diciembre. A lo largo de esta época de Adviento estamos reflexionando sobre las voces de las muchas personas cuyas experiencias se unen para componer la historia de la Navidad. Esta semana reflexionamos sobre las palabras de algunos de los hombres cuyas vidas se vieron envueltas en el nacimiento del Mesías.

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieto; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieto. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en el cuidado de Dios hacia mi vida, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 31…

    Me gozaré y me alegraré en tu amor inagotable,
        porque has visto mis dificultades
        y te preocupas por la angustia de mi alma.
    No me entregaste a mis enemigos,
        sino que me pusiste en un lugar seguro.

    Salmo 31:7-8 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Hoy reflexiono sobre un hombre que había perdido la voz. Zacarías era un sacerdote. A pesar de que él y su mujer eran ya muy ancianos, un ángel le había dicho que tendrían un hijo que se llamaría Juan. Pero como Zacarías dudaba de sus palabras, el ángel había dejado a Zacarías sin poder hablar… 

    A los ocho días llevaron a circuncidar al niño. Como querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, su madre se opuso.
    ―¡No! —dijo ella—. Tiene que llamarse Juan. ―Pero si nadie en tu familia tiene ese nombre —le dijeron.
    Entonces le hicieron señas a su padre, para saber qué nombre quería ponerle al niño. Él pidió una tablilla, en la que escribió: «Su nombre es Juan». Y todos quedaron asombrados. Al instante se le desató la lengua, recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios.

    Lucas 1:59-64 (NVICST)

    La incredulidad de Zacarías le había hecho perder la voz. ¿Qué me impide hablar de Dios? Como Zacarías, ¿tengo dudas sobre el poder o la promesa de Dios? ¿O preguntas a las que no encuentro respuesta? Tal vez me preocupa cómo responderá la gente si me atrevo a compartir mi fe.


    Haz una pausa y ora

    Apelar / Pedir

    Señor Jesús, te traigo ahora mis dudas e inseguridades. Guíame hacia una confianza más profunda en ti. Que pueda ver el cumplimiento de tus promesas como lo hizo Zacarías. 


    Haz una pausa y ora

    Zacarías era un hombre mayor, y aunque tenía familia y comunidad, me llama la atención el hecho de que la soledad y el aislamiento pueden ser un problema creciente para muchas personas mayores hoy en día. Muchos se sienten sin voz e ignorados.

    Señor, te pido por las personas mayores de mi comunidad. Que tu iglesia sea un lugar de amistad y apoyo entre generaciones, donde la voz de los ancianos sea atesorada.


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    A los ocho días llevaron a circuncidar al niño. Como querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, su madre se opuso.
    ―¡No! —dijo ella—. Tiene que llamarse Juan. ―Pero si nadie en tu familia tiene ese nombre —le dijeron.
    Entonces le hicieron señas a su padre, para saber qué nombre quería ponerle al niño. Él pidió una tablilla, en la que escribió: «Su nombre es Juan». Y todos quedaron asombrados. Al instante se le desató la lengua, recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios.

    Lucas 1:59-64 (NVICST)

    Cuando nació Juan, la tradición exigía que el bebé llevara el nombre de un miembro de la familia. Sin embargo, sólo cuando Zacarías se atreve a desafiar las expectativas de los demás para obedecer a Dios, vuelve su voz. ¿Hay algo que Dios me pide que haga y que he estado evitando porque puede ir en contra de las expectativas de quienes me rodean?


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Señor, en lugar de preocuparme por lo que los demás pensarán de mí, hoy elijo obedecerte. Dame valor para levantar mi voz y arriesgarme por ti.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en Josué: 

    ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

    Josué 1:9b (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtico contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7