El regalo del Mesías

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    El regalo del Mesías

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 5 de 30

    4 febrero 2023

    Hoy es miércoles, 30 de noviembre, y durante este Adviento nos estamos preparando para celebrar el nacimiento de Jesús, reflexionando en las personas incluidas en su historia. Esta semana estamos escuchando las voces de los profetas según describen al Mesías que está por venir.  

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieta; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieta. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en el gobierno y el reino de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 22…

    Los pobres comerán y quedarán satisfechos;
        todos los que buscan al Señor le alabarán;
        se alegrará el corazón con gozo eterno.
    Toda la tierra reconocerá al Señor y regresará a él;
        todas las familias de las naciones se inclinarán ante él.
    Pues el poder de la realeza pertenece al Señor;
        él gobierna a todas las naciones.

    Salmo 22:26-28 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Hoy, al escuchar este pasaje que describe al tan esperado Mesías de Israel, me pregunto: ¿de qué parte de su carácter estoy más necesitada?

    Porque nos ha nacido un niño,
        se nos ha concedido un hijo;
    la soberanía reposará sobre sus hombros,
        y se le darán estos nombres:
    Consejero admirable, Dios fuerte,
        Padre eterno, Príncipe de paz.
    Se extenderán su soberanía y su paz,
        y no tendrán fin.
    Gobernará sobre el trono de David
        y sobre su reino,
    para establecerlo y sostenerlo
        con justicia y rectitud
        desde ahora y para siempre.
    Esto lo llevará a cabo
        el celo del Señor Todopoderoso.

    Isaías 9:6-7 (NVICST)

    Cualquiera que sea el atributo del que me siento más necesitada, considero por unos momentos: ¿por qué necesito que Jesús sea eso para mí hoy? 

    Apelar / Pedir

    Tomo unos momentos para agradecer a Jesús esa parte de su naturaleza. Tal vez lo repita en voz baja para mí misma. 

    Jesús, gracias por ser mi paz. Gracias porque ofreces paz a mi corazón y a mi vida. Gracias.


    Haz una pausa y ora

    Reflexionando sobre lo que he notado, ¿cuál es la invitación de Jesús para mí hoy? ¿Hay algo que quiere que crea sobre Él o sobre mí misma, algo que quiere que haga en respuesta a su palabra? 


    Haz una pausa y ora

    ¿Hay alguien a mi alrededor que necesite ese aspecto de Jesús? En silencio, oro por ellos ahora, declarando el nombre y la naturaleza de Dios sobre ellos.


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más…

    Porque nos ha nacido un niño,
        se nos ha concedido un hijo;
    la soberanía reposará sobre sus hombros,
        y se le darán estos nombres:
    Consejero admirable, Dios fuerte,
        Padre eterno, Príncipe de paz.
    Se extenderán su soberanía y su paz,
        y no tendrán fin.
    Gobernará sobre el trono de David
        y sobre su reino,
    para establecerlo y sostenerlo
        con justicia y rectitud
        desde ahora y para siempre.
    Esto lo llevará a cabo
        el celo del Señor Todopoderoso.

    Isaías 9:6-7 (NVICST)

    No puedo leer este pasaje sin que suene el Mesías de Haendel en mis oídos. La letra del oratorio más famoso de Haendel fue escrita por Charles Jennens, que escribió en una carta fechada el 10 de julio de 1741: ‘Espero que [Haendel] ponga todo su genio y habilidad en ella, para que la composición supere todas sus composiciones anteriores, como el tema supera a cualquier otro. El tema es el Mesías’.*


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Padre, hoy recibo con gusto el regalo de tu Hijo, el Mesías, tu elegido y ungido, y recibo todos sus buenos regalos de fortaleza, consejo, justicia y paz.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en Juan: 

    ‘La paz os dejo; mi paz os doy. Yo no os la doy como la da el mundo. No os angustiéis ni os acobardéis’.

    Juan 14:27 (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtica contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    *https://stevelaube.com/really-wrote-handels-messiah/

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7