Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    La voz de Rut

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 20 de 30

    13 julio 2024

    Hoy es jueves, 15 de diciembre. Esta semana, mientras nos preparamos para la Navidad, estamos explorando las historias y escuchando a las voces de las mujeres que Mateo nombró en la genealogía de Jesús (Mateo 1:1-17).

    Haz una pausa

    Por lo tanto ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieta; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieta. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme porque Dios se deleita en mí, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 149…

    porque el Señor se deleita en su pueblo;
        él corona al humilde con victoria.
    Que los fieles se alegren de que él les honra;
        que canten de alegría mientras descansan en sus camas.

    Salmo 149:4-5 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Hoy escucho a la tercera mujer que Mateo destacó en la ascendencia humana de Jesús. Rut era una viuda moabita que abandonó su tierra para seguir a su suegra judía viuda a Israel. Sin familia, protección ni provisión, estas dos mujeres corrieron grandes riesgos para asegurarse un nuevo futuro… 

    Un día su suegra Noemí le dijo:

    ―Hija mía, ¿no debiera yo buscarte un hogar seguro donde no te falte nada? Además, ¿acaso Booz, con cuyas criadas has estado, no es nuestro pariente? Pues bien, él va esta noche a la era para aventar la cebada. Báñate y perfúmate, y ponte tu mejor ropa. Baja luego a la era, pero no dejes que él se dé cuenta de que estás allí hasta que haya terminado de comer y beber. Cuando se vaya a dormir, te fijas dónde se acuesta. Luego vas, le destapas los pies, y te acuestas allí. Verás cómo él mismo te dice lo que tienes que hacer.

    ―Haré todo lo que me has dicho —respondió Rut.
    Y bajó a la era e hizo todo lo que su suegra le había mandado.

    Rut 3:1-6 (NVICST)

    Rut no tenía nada; incluso la comida que recogía dependía de la bondad de un extraño (Rut 2). Sin embargo, en su dolor y pobreza, Rut eligió poner su confianza en Noemí, y en el Dios de Noemí. Cuando su suegra le dijo a Rut que lo arriesgara todo para apelar a Booz, un pariente lejano del que apenas sabía nada, Rut demostró su confianza en Noemí mediante una obediencia arriesgada.

    Apelar / Pedir

    Padre Dios, es fácil hablar de confiar en ti, pero es aterrador poner esa confianza a prueba. Te hablo ahora de una necesidad en mi vida. Dame dirección. En las palabras de Rut, ‘haré lo que tú digas’.


    Haz una pausa y ora

    Muchos medios de comunicación y expertos financieros predicen una recesión mundial en 2023.

    Dios, mi proveedor, oro por las personas de mi país que ya tienen dificultades económicas, incluidas aquellas que, como Rut, no están seguras de dónde saldrá su próxima comida. 


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    Un día su suegra Noemí le dijo:

    ―Hija mía, ¿no debiera yo buscarte un hogar seguro donde no te falte nada? Además, ¿acaso Booz, con cuyas criadas has estado, no es nuestro pariente? Pues bien, él va esta noche a la era para aventar la cebada. Báñate y perfúmate, y ponte tu mejor ropa. Baja luego a la era, pero no dejes que él se dé cuenta de que estás allí hasta que haya terminado de comer y beber. Cuando se vaya a dormir, te fijas dónde se acuesta. Luego vas, le destapas los pies, y te acuestas allí. Verás cómo él mismo te dice lo que tienes que hacer.

    ―Haré todo lo que me has dicho —respondió Rut.
    Y bajó a la era e hizo todo lo que su suegra le había mandado.

    Rut 3:1-6 (NVICST)

    El arriesgado plan de Noemí dio sus frutos. En lugar de aprovecharse de la vulnerable Rut, Booz se casó con ella, aunque le costara caro. Gracias a su generosidad redentora, una mujer gentil pasó de las garras de la pobreza al abrazo de la familia. Y el niño, nacido por la confianza de Rut y la misericordia de Booz, se convirtió en el abuelo del rey David y en un antepasado de Jesús.*


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Señor, me falta el valor de Noemí, la obediencia de Rut y la generosidad sacrificada de Booz. Elijo confiar en ti para satisfacer todas mis necesidades hoy. Repito las palabras de Rut, tanto a mí misma como a ti: “Haré lo que tú digas”.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en el evangelio de Juan: 

    Si permaneces en mí y mis palabras permanecen en ti, pide lo que quieras, y se te concederá.

    Juan 15:7 (NVICST)
    (Adaptado en primera persona)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtica contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7