¿Héroe o perdedor?

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    ¿Héroe o perdedor?

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 8 de 30

    22 marzo 2023

    Hoy es sábado, 3 de diciembre y esta semana nos estamos preparando para celebrar el nacimiento de Jesús, escuchando las voces de los profetas según describen la venida del Mesías. 

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieta; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieta. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en la fidelidad de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 36…

    Tu amor inagotable, oh Señor, es tan inmenso como los cielos;
        tu fidelidad sobrepasa las nubes.
    Tu rectitud es como las poderosas montañas,
        tu justicia, como la profundidad de los océanos.
    Tú cuidas de la gente y de los animales por igual, oh Señor.
        ¡Qué precioso es tu amor inagotable, oh Dios!
    Todos los seres humanos encuentran refugio
        a la sombra de tus alas.

    Salmo 36:5-7 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Hoy medito en una última promesa mesiánica en el libro de Isaías.

    »Este es mi siervo, a quien sostengo,
        mi escogido, en quien me deleito;
    sobre él he puesto mi Espíritu,
        y llevará justicia a las naciones.
    No clamará, ni gritará,
        ni alzará su voz por las calles.
    No acabará de romper la caña quebrada,
        ni apagará la mecha que apenas arde.
    Con fidelidad hará justicia;
        no vacilará ni se desanimará
    hasta implantar la justicia en la tierra.
        Las costas lejanas esperan su ley».

    Isaías 42:1-4 (NVICST)

    En esta profecía vemos que el Mesías se inclina hacia la justicia, pero también comenzamos a ver el medio inesperado por el que lo consigue – a través del sufrimiento. 

    Me encanta la idea de un Mesías que viene como un superhéroe para triunfar sobre el mal, para hacer que todo lo que está mal vuelva a estar bien. ¿Pero un Mesías que sufre? Y además me invita a compartir su sufrimiento. Hmmm, ¡no estoy tan segura de eso! 

    Apelar / Pedir

    Jesús, ¿te he recibido sólo como un héroe y no como un siervo que sufre? No quiero perderme Tu presencia en mi vida porque no cumples todas mis expectativas mesiánicas. Ayúdame a apoyarme en el misterio de un Dios que triunfa a través del sufrimiento.


    Haz una pausa y ora

    Padre, te pido por la diáspora del pueblo judío en todo el mundo – los hijos de Israel – que siguen siendo la niña de tus ojos y están cercanos a tu corazón. Responde a su anhelo de un Mesías prometido. Te pido que les reveles a Jesús.


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    »Este es mi siervo, a quien sostengo,
        mi escogido, en quien me deleito;
    sobre él he puesto mi Espíritu,
        y llevará justicia a las naciones.
    No clamará, ni gritará,
        ni alzará su voz por las calles.
    No acabará de romper la caña quebrada,
        ni apagará la mecha que apenas arde.
    Con fidelidad hará justicia;
        no vacilará ni se desanimará
    hasta implantar la justicia en la tierra.
        Las costas lejanas esperan su ley».

    Isaías 42:1-4 (NVICST)

    Isaías nos da una pequeña pincelada del afecto que existe en la Trinidad. El Padre ha elegido al Hijo y se deleita en él. La palabra hebrea deleite significa que ha puesto su afecto en el Mesías, que disfruta de él. La obra principal de Jesús el Mesías es reconciliarnos con Dios para que también podamos entrar en su afecto, para que también podamos ser disfrutados por Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Padre, esto realmente conmueve mi corazón. Milagrosamente, estoy invitada a ser receptora de tu deleite. Me tomo un minuto para saborear la dulzura de tu amorosa invitación.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en Deuteronomio: 

    Sin embargo, él se encariñó con tus antepasados y les amó; y a ti, que eres su descendencia.…

    Deuteronomio 10:15 (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtica contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7