Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    Gloria a Dios

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 25 de 30

    22 abril 2024

    Hoy es martes, 20 de diciembre, solo quedan cinco días para Navidad. Esta semana estamos explorando las muchas formas en las que la voz del cielo habla de vida y luz a nuestro mundo en Navidad.

    Juntos vamos a orar (O.R.A.R.) de forma muy sencilla cada día – ‘O’: estar quietos para OBSERVAR. ‘R’: REGOCIJARSE con un Salmo y meditar en un pasaje de la Escritura que tenga relación con la llegada de Jesús. ‘A’: APELAR/PEDIR a Dios que nos ayude a nosotros y a otros y ‘R’: RENDIRSE a Su voluntad en nuestras vidas venga lo que venga.

    Haz una pausa

    Por lo tanto ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieto; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar verdaderamente quieto. Abro mis oídos ahora para escuchar tu palabra, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en el resplandor de la gloria de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 57…

    Pues tu amor inagotable es tan alto como los cielos;
        tu fidelidad alcanza las nubes.
    Exaltado seas, oh Dios, por encima de los cielos más altos;
        que tu gloria brille sobre toda la tierra.

    Salmo 57:10-11 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Hoy reflexiono en las palabras de los ángeles, dirigidas a los pastores, anunciando la llegada de Cristo, el Rey recién nacido:

    Esto os servirá de señal: Encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre». De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad».

    Lucas 2:12-14 (NVICST)

    Un bebé, acostado en un pesebre. Me he familiarizado tanto con esta historia que se me ha olvidado el impacto que tiene. Este es el asombroso mensaje de la encarnación de Cristo: La gloria de Dios se convirtió en suciedad para que nosotros, la escoria de la tierra, pudiéramos convertirnos en la misma gloria de Dios.

    Este es nuestro credo. Creemos en la gloria blasfema de Emanuel; “el infinito reducido a la infancia”*, como dice el poeta Gerard Manley Hopkins. Creemos en la omnipotencia que se rinde a la incontinencia, el nombre por encima de cualquier otro nombre que se rumorea que es ilegítimo. Creemos que el Verbo eterno de Dios chilló una vez como un bebé y, cuando finalmente aprendió a hablar, lo hizo con acento regional. El Creador del cosmos hizo mesas, y presumiblemente las hizo mal al principio. El Santo de Israel se ensució los pliegues de las manos”.**

    Apelar / Pedir

    Señor Jesús, a menudo siento que mi vida es una vida fría, oscura y sucia, como el espacio poco acogedor en el que naciste. A menudo me siento indigno, inadecuado y avergonzado. Y, sin embargo, esto es todo lo que puedo ofrecer. Por eso, confesándote ahora mi pecado, preparo mi corazón para acoger tu venida en esta Navidad. 


    Haz una pausa y ora

    Pienso en los profundos prejuicios que existen en mi mundo hacia los marginados. Te pido que reveles hasta la más mínima actitud de superioridad en mi corazón. Muéstrame, Señor, cómo puedo amar y servir a alguien que, de otro modo, podría ser ignorado o despreciado en esta Navidad.


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    Esto os servirá de señal: Encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre». De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad».

    Lucas 2:12-14 (NVICST)

    A menudo me resulta más fácil reconocer el sentimiento de sentirme indigno que aceptar esta idea del favor inmerecido de Dios que descansa sobre mi vida. Al encontrar un espejo, o al mirar un reflejo ahora, repito unas cuantas veces sobre mí estas sorprendentes palabras: “El favor de Dios descansa sobre mí”.


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Espíritu Santo,
    Ven a descansar en mí hoy,
    En mi determinación y en mi gloria.
    Dame la fe para creer
    en tu paz y bondad 
    en esta época navideña.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en Juan 14: 

    La paz os dejo; mi paz os doy. Yo no os la doy como la da el mundo. No os angustiéis ni os acobardéis.

    Juan 14:27 (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtico contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    * Gerard Manley Hopkins, Poems. (London: Humphrey Milford, 1918; Bartleby.com, 1999).

    ** Pete Greig, Dirty Glory: Go Where Your Best Prayers Take You (Colorado Springs: NavPress, 2016), p. 3.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7