El Mesías no es pasivo

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    El Mesías no es pasivo

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 7 de 30

    4 febrero 2023

    Hoy es viernes, 2 de diciembre, y esta semana nos estamos preparando para celebrar el nacimiento de Jesús, escuchando las voces de los profetas según describen la venida del Mesías. 

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieta; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieta. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en la rectitud de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 89…

    ¡Poderoso es tu brazo!
        ¡Fuerte es tu mano!
        Tu mano derecha se levanta en alto con gloriosa fuerza.
    La rectitud y la justicia son el cimiento de tu trono;
        el amor inagotable y la verdad van como séquito delante de ti.

    Salmo 89:13-14 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Ayer estuve considerando cómo el Mesías prometido estaba lleno del Espíritu de Dios. Hoy reflexiono sobre el fruto de su vida llena del Espíritu.

    No juzgará según las apariencias,
        ni decidirá por lo que oiga decir,
    sino que juzgará con justicia a los desvalidos,
        y dará un fallo justo
        en favor de los pobres de la tierra.
    Destruirá la tierra con la vara de su boca;
        matará al malvado con el aliento de sus labios.
    La justicia será el cinto de sus lomos
        y la fidelidad el ceñidor de su cintura.

    Isaías 11:3b-5 (NVICST)

    El espíritu de cada época trata de definir el bien y el mal según sus propios criterios. Pero el Mesías prometido no toma el mundo al pie de la letra, sino que establece una línea de justicia, verdad y fidelidad.

    Apelar / Pedir

    Señor, ¿hay alguna forma en la que he permitido que el espíritu de la época me influya indebidamente, tal vez a través de los publicistas, los influencers de las redes sociales o las filosofías educativas humanistas? En silencio, te pido, Espíritu de la verdad, que reveles las mentiras que pueda estar creyendo, y que me guíes a toda la verdad.


    Haz una pausa y ora

    Señor, hoy me hago eco de la oración de Pablo en Filipenses.

     “Que su amor abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que discernáis lo que es mejor, y seáis puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios”. (Filipenses 1:9-11 NVICST)


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más…

    No juzgará según las apariencias,
        ni decidirá por lo que oiga decir,
    sino que juzgará con justicia a los desvalidos,
        y dará un fallo justo
        en favor de los pobres de la tierra.
    Destruirá la tierra con la vara de su boca;
        matará al malvado con el aliento de sus labios.
    La justicia será el cinto de sus lomos
        y la fidelidad el ceñidor de su cintura.

    Isaías 11:3b-5 (NVICST)

    Ser el Príncipe de la Paz no convierte al Mesías en alguien pasivo. Al contrario, el lenguaje que utiliza el profeta Isaías es riguroso. Jesús, el Mesías, está en una misión; está vestido para trabajar, ¡y va en serio!


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Jesús, Mesías, quiero ver como tú ves, y quiero hacer las cosas que tú haces. Tu ojo está en los pobres y tu corazón es para los necesitados. Que el mío también lo sea.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en Isaías 58 que debo: 

    …romper las cadenas de injusticia
          y desatar las correas del yugo,
    poner en libertad a los oprimidos
          y romper toda atadura…
    Si así procedes,
        tu luz despuntará como la aurora,
        y al instante llegará tu sanidad;
    tu justicia te abrirá el camino,
        y la gloria del Señor te seguirá.

    Isaías 58:6b, 8 (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtica contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7