La profecía de Zacarías

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    La profecía de Zacarías

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 12 de 30

    4 febrero 2023

    Hoy es miércoles, 7 de diciembre. A lo largo de esta época de Adviento estamos reflexionando sobre las voces de las muchas personas cuyas experiencias se unen para componer la historia de la Navidad. Esta semana reflexionamos sobre las palabras de algunos de los hombres cuyas vidas se vieron envueltas en el nacimiento del Mesías.

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieto; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieto. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en la instrucción de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 119…

    Ahora deja que tu amor inagotable me consuele,
        tal como le prometiste a este siervo tuyo.
    Rodéame con tus tiernas misericordias para que viva,
        porque tus enseñanzas son mi deleite.

    Salmo 119:76-77 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    El sacerdote Zacarías no ha pronunciado una palabra durante nueve meses, pero con el nacimiento de su hijo Juan, su boca se ha abierto. Las primeras palabras de Zacarías fueron una efusión profética de consuelo dirigida a toda su comunidad, pero ahora su atención se dirige a su hijo… 

    »Y tú, hijito mío, serás llamado profeta del Altísimo,
        porque irás delante del Señor para prepararle el camino.
    Darás a conocer a su pueblo la salvación
        mediante el perdón de sus pecados,
    gracias a la entrañable misericordia de nuestro Dios.
        Así nos visitará desde el cielo el sol naciente,
    para dar luz a los que viven en tinieblas,
        en la más terrible oscuridad,
    para guiar nuestros pasos por la senda de la paz».

    Lucas 1:76-79 (NVICST)

    Mientras crecía, me pregunto cuántas veces contempló Juan las palabras que su padre oró por él cuando era un bebé. De adulto se enfrentó a dificultades extremas en su misión de preparar a la nación para Jesús. Seguramente esta declaración de visión profética, dada por el Espíritu Santo, le ayudó a mantenerse fiel a su vocación. ¿Tengo la figura de Zacarías en mi propia vida, alguien a quien Dios ha utilizado para hablarme de forma clara y poderosa?


    Haz una pausa y ora

    Apelar / Pedir

    Señor, gracias por las palabras de vida que me has dado a través de otros. Trae a mi corazón y a mi mente ahora una palabra de ánimo clave que alguien haya compartido conmigo y que me sostenga en mi caminar contigo hoy. 


    Haz una pausa y ora

    Señor, nombro a un niño o joven que conozco. Que hoy les abras los oídos para que escuchen tu palabra y capten tu amor por ellos. Que reconozcan tu voz guiándoles todos los días de su vida.


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    »Y tú, hijito mío, serás llamado profeta del Altísimo,
        porque irás delante del Señor para prepararle el camino.
    Darás a conocer a su pueblo la salvación
        mediante el perdón de sus pecados,
    gracias a la entrañable misericordia de nuestro Dios.
        Así nos visitará desde el cielo el sol naciente,
    para dar luz a los que viven en tinieblas,
        en la más terrible oscuridad,
    para guiar nuestros pasos por la senda de la paz».

    Lucas 1:76-79 (NVICST)

    Aunque estas palabras fueron inspiradas por el Espíritu Santo, llegaron a Juan porque Zacarías abrió su boca y habló. La propia misión de Juan le exigía hablar públicamente para preparar el camino a Jesús. ¿Estoy dispuesto a abrir mi boca y compartir a Jesús con la gente?


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Querido Señor, tengo una relación contigo gracias a las personas que se atrevieron a compartir tu historia conmigo. Hoy decido hacer lo mismo. Dame valor para hablar tus palabras de vida a los que me rodean. 

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en Mateo: 

    ‘… no os preocupéis por lo que vais a decir o cómo vais a decirlo. En ese momento se os dará lo que habéis de decir, porque no seréis vosotros los que habléis, sino que el Espíritu de vuestro Padre hablará por medio de vosotros.’

    Mateo 10:19b-20 (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtico contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7