La alabanza de Zacarías

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    La alabanza de Zacarías

    Oración 24-7

    9 Mins. lectura

    Parte 11 de 30

    4 febrero 2023

    Hoy es martes, 6 de diciembre. A lo largo de este tiempo de Adviento estamos reflexionando sobre las voces de las muchas personas cuyas experiencias se unen para componer la historia de la Navidad. 

    Juntos vamos a orar (O.R.A.R.) de forma muy sencilla cada día – ‘O’: estar quietos para OBSERVAR. ‘R’: REGOCIJARSE con un Salmo y meditar en un pasaje de la Escritura que tenga relación con la llegada de Jesús. ‘A’: APELAR/PEDIR a Dios que nos ayude a nosotros y a otros y ‘R’: RENDIRSE a Su voluntad en nuestras vidas venga lo que venga.

    Haz una pausa

    Por lo tanto ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieto; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Señor, en esta época de tanto ajetreo, por favor, ayúdame a estar quieto. Abro mis oídos ahora para escuchar cosas increíbles sobre ti, preparando mi corazón calladamente para el milagro de tu venida en Navidad.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en la bondad de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en palabras del Salmo 31…

    Qué grande es la bondad
        que has reservado para los que te temen.
    La derramas en abundancia sobre los que acuden a ti en busca de protección,
        y les bendices ante la mirada del mundo.
    Les escondes en el refugio de tu presencia,
        a salvo de los que conspiran contra ellos.
    Les proteges en tu presencia,
        los alejas de las lenguas acusadoras.

    Salmo 31:19-20 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Dios había enviado un ángel a Zacarías con una noticia maravillosa: ¡la concepción milagrosa de un hijo que anunciaría al Mesías! Pero Zacarías había dudado y guardó un silencio sobrenatural. Ahora, rodeado de sus amigos y familiares, recupera la capacidad de hablar.…

    Entonces su padre Zacarías, lleno del Espíritu Santo, profetizó:

    «Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
        porque ha venido a redimir a su pueblo.
    Nos envió un poderoso Salvador
        en la casa de David su siervo (como lo prometió en el pasado por medio de sus santos profetas),
    para librarnos de nuestros enemigos
        y del poder de todos los que nos aborrecen;
    para mostrar misericordia a nuestros padres
        al acordarse de su santo pacto.
    Así lo juró a Abraham nuestro padre: nos concedió que fuéramos libres del temor,
        al rescatarnos del poder de nuestros enemigos,
    para que le sirviéramos con santidad y justicia,
        viviendo en su presencia todos nuestros días.


    Lucas 1:67-75 (NVICST)

    Haber quedado en silencio debió ser profundamente intenso -sobre todo porque se produjo como resultado de la incredulidad-, pero en Zacarías no parece haber producido ningún temor a Dios. De hecho, sus palabras animan a servir a Dios «sin miedo». Aunque tengo presente la frase que se traduce en muchas Biblias como ‘temer al Señor’, me recuerda que esto no significa vivir aterrorizado por él. 


    Haz una pausa y ora

    Apelar / Pedir

    Como Zacarías, ¿me siento seguro y a salvo en el amor de Dios, o me preocupa la ira o el juicio de Dios?

    Padre bueno, ayúdame a tomarme en serio las palabras de Zacarías: ¡que pueda servirte libre de todo temor! Revela más de tu amor y libérame de mis preocupaciones.


    Haz una pausa y ora

    Señor, me acuerdo de alguien que conozco y que sufre de ansiedad. Atraviesa hoy sus miedos y ánclalos profundamente en tu amor. Que lleguen a experimentar la alegría y la seguridad que da conocer a Jesús.


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    Entonces su padre Zacarías, lleno del Espíritu Santo, profetizó:

    «Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
        porque ha venido a redimir a su pueblo.
    Nos envió un poderoso Salvador
        en la casa de David su siervo (como lo prometió en el pasado por medio de sus santos profetas),
    para librarnos de nuestros enemigos
        y del poder de todos los que nos aborrecen;
    para mostrar misericordia a nuestros padres
        al acordarse de su santo pacto.
    Así lo juró a Abraham nuestro padre: nos concedió que fuéramos libres del temor,
        al rescatarnos del poder de nuestros enemigos,
    para que le sirviéramos con santidad y justicia,
        viviendo en su presencia todos nuestros días.

    Lucas 1:67-75 (NVICST)

    El silencio forzado de Zacarías debe haber sido extremadamente frustrante, pero sus primeras palabras no tienen nada que ver con las dificultades que ha sufrido. Por el contrario, Zacarías se centró en edificar la fe de sus vecinos. ¿Cómo respondo cuando experimento dificultades? ¿Me centraré en mí mismo o voy a optar por mirar hacia el exterior y construir mi comunidad?


    Haz una pausa y ora

    Oración de rendición

    Señor, tu llamada a amar al prójimo se aplica tanto si estoy en una época fácil de la vida como en una difícil. Cualquiera que sea mi situación hoy, elijo confiar en que siempre estoy seguro en tu amor, y me comprometo a edificar la fe de los que me rodean.

    Promesa de rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama dice en el libro de Romanos:

    … estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.

    Romanos 8:38b-39 (NVICST)

    Oración para terminar

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo,
    siendo auténtico contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, 
    siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida,
    proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago.
    Amén.

    En esta serie
    • Voces de Adviento

      Lectio 365

      1 Mins.

      1
    • Primer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      2
    • Presión y paz profetizadas

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • ¡Enciende la luz!

      Lectio 365

      9 Mins.

      4
    • El regalo del Mesías

      Lectio 365

      9 Mins.

      5
    • Me haces revivir

      Lectio 365

      9 Mins.

      6
    • El Mesías no es pasivo

      Lectio 365

      9 Mins.

      7
    • ¿Héroe o perdedor?

      Lectio 365

      9 Mins.

      8
    • Segundo Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      9
    • Zacarías recupera la voz

      Lectio 365

      9 Mins.

      10
    • La alabanza de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      11
    • La profecía de Zacarías

      Lectio 365

      9 Mins.

      12
    • José: Las acciones hablan más alto

      Lectio 365

      9 Mins.

      13
    • Las palabras de Herodes 

      Lectio 365

      9 Mins.

      14
    • La gratitud de Simeón

      Lectio 365

      9 Mins.

      15
    • Tercer Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      16
    • La ascendencia humana de Jesús

      Lectio 365

      9 Mins.

      17
    • La voz de Tamar

      Lectio 365

      9 Mins.

      18
    • La voz de Rajab

      Lectio 365

      9 Mins.

      19
    • La voz de Rut

      Lectio 365

      9 Mins.

      20
    • La voz de Betsabé

      Lectio 365

      9 Mins.

      21
    • La voz de María

      Lectio 365

      9 Mins.

      22
    • Cuarto Domingo de Adviento

      Lectio 365

      9 Mins.

      23
    • Buenas noticias

      Lectio 365

      9 Mins.

      24
    • Gloria a Dios

      Lectio 365

      9 Mins.

      25
    • Los pastores se convierten en mensajeros del cielo

      Lectio 365

      9 Mins.

      26
    • Atentos a las estrellas

      Lectio 365

      9 Mins.

      27
    • Dios habla a través de los sueños de los de Magos de Oriente 

      Lectio 365

      9 Mins.

      28
    • Nochebuena

      Lectio 365

      9 Mins.

      29
    • Una oración de sabbat para Navidad

      Lectio 365

      9 Mins.

      30
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7