Valor silencioso

Únete

  • Oración
  • Ve
  • Hazlo
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Blog Series

    Valor silencioso

    Oración 24-7

    8 Mins. lectura

    Parte 26 de 46

    8 diciembre 2022

    Hoy es lunes, 28 de marzo y continuamos nuestro viaje a través de la Pasión de Jesús en esta época de Cuaresma. Esta semana meditamos en el juicio de Jesús delante de los líderes religiosos.

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, hago una pausa para estar quieta; para respirar lentamente, para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Jesús, Tú eres el camino, la verdad y la vida. A través de esta época de Cuaresma, mientras medito en tu Santa Pasión, que mi amor sea reavivado, para que pueda vivir sacrificada y enteramente para Ti.

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo regocijarme en la fuerza que Dios nos da, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en las palabras del Salmo 62…

    Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios,
        porque en él está mi esperanza.
    Solo él es mi roca y mi salvación,
        mi fortaleza donde no seré sacudido.

    Salmo 62:5-6 (NTV)

    Haz una pausa y ora

    Hoy vemos el juicio de Jesús ante los líderes religiosos tras su arresto en el Huerto de Getsemaní. Se han presentado muchas acusaciones falsas contra Él, mientras el sumo sacerdote intenta encontrar algo que convenza al pueblo de que Jesús es peligroso…

    Así que el sumo sacerdote insistió:
    ―Te ordeno en el nombre del Dios viviente que nos digas si eres el Cristo, el Hijo de Dios.
    ―Tú lo has dicho —respondió Jesús—. Pero yo os digo a todos: De ahora en adelante veréis al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo.
    ―¡Ha blasfemado! —exclamó el sumo sacerdote, rasgándose las vestiduras—. ¿Para qué necesitamos más testigos? ¡Mirad, vosotros mismos habéis oído la blasfemia! ¿Qué pensáis de esto?
    ―Merece la muerte —le contestaron.
    Entonces algunos le escupieron en el rostro y le dieron puñetazos.
    Otros le abofeteaban y decían:
    ―A ver, Cristo, ¡adivina quién te pegó!

    Mateo 26:63b-68 (NVI CST)

    Jesús podría haberse defendido de estas falsas acusaciones. Sin embargo, se limita a citar dos textos proféticos que hablan del Mesías y además mencionan a los enemigos de Dios (Daniel 7:13, Salmo 110:1).

    Es una declaración audaz y peligrosa. Su público habría conocido estas escrituras. Jesús no sólo se estaba declarando a sí mismo como el Mesías, sino que, al referirse a estas profecías, también estaba denunciando al Sumo Sacerdote, por abusar de su posición de poder, comparándole con los «enemigos de Dios». 

    Apelar / Pedir

    Jesús: Me desafía tu ejemplo. Puedo estar demasiado preocupado por protegerme y defenderme y perder oportunidades de apuntar hacia Ti. 

    ¿Hay alguna situación en mi vida en la que necesite decir la verdad, aunque sea arriesgada e incómoda?


    Haz una pausa y ora

    Ahora pienso en los que dan su vida por decir la verdad y trabajan para denunciar la injusticia y establecer la integridad en los lugares de poder.

    Jesús, llénales de tu valentía y dales palabras sabias que resulten en la libertad de los que están atrapados en sistemas de poder injustos. 


    Haz una pausa y ora

    Rendirse

    Al volver al pasaje, abro mis oídos para escuchar tu Palabra, y mi corazón para rendirme a tu voluntad una vez más.

    Así que el sumo sacerdote insistió:
    ―Te ordeno en el nombre del Dios viviente que nos digas si eres el Cristo, el Hijo de Dios.
    ―Tú lo has dicho —respondió Jesús—. Pero yo os digo a todos: De ahora en adelante veréis al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo.
    ―¡Ha blasfemado! —exclamó el sumo sacerdote, rasgándose las vestiduras—. ¿Para qué necesitamos más testigos? ¡Mirad, vosotros mismos habéis oído la blasfemia! ¿Qué pensáis de esto?
    ―Merece la muerte —le contestaron.
    Entonces algunos le escupieron en el rostro y le dieron puñetazos.
    Otros le abofeteaban y decían:
    ―A ver, Cristo, ¡adivina quién te pegó!

    Mateo 26:63b-68 (NVI CST)

    Me cautiva la confianza tranquila de Jesús en su identidad y su inquebrantable compromiso con su propósito. Él sabía quién era, sabía lo que tenía que hacer, así que las acusaciones, las burlas, los abusos y la muerte inminente no le impidieron hablar. 

    A veces permito que el miedo sacuda mi sentido de identidad, que me distraiga de los propósitos de Dios para mi vida.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Rendición

    Jesús, hoy te entrego mis miedos e inseguridades; tanto los grandes como los pequeños. Me recordarás quién dices que soy, restaurarás mi sentido de propósito y me enraizarás más profundamente en tu amor.

    Promesa de Rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama, dice en Efesios 3:

    Es mi deseo que experimentes el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces serás completo con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios.

    Efesios 3:19 (NTV)

    Oración para concluir

    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo, siendo auténtica contigo en todo.
    Jesús, ayúdame a darme a los demás, siendo amable con toda la gente con la que me encuentre.
    Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida, proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago. 
    Amén.

    En esta serie
    • Viaje hacia la cruz

      Lectio 365

      8 Mins.

      1
    • Hacia lo desconocido

      Lectio 365

      8 Mins.

      2
    • ¿Servir o ser servido?

      Lectio 365

      9 Mins.

      3
    • Primera oración de sabbat para La Cuaresma

      Lectio 365

      7 Mins.

      4
    • Cruciformidad - Una vida en forma de cruz

      Lectio 365

      8 Mins.

      5
    • Qué desperdicio

      Lectio 365

      8 Mins.

      6
    • Amor escandaloso

      Lectio 365

      8 Mins.

      7
    • Harriet Tubman: Heroína de la justicia

      Lectio 365

      8 Mins.

      8
    • ¡Traicionado!

      Lectio 365

      8 Mins.

      9
    • Invitados inesperados

      Lectio 365

      8 Mins.

      10
    • Segunda oración de sabbat para La Cuaresma

      Lectio 365

      7 Mins.

      11
    • Traición

      Lectio 365

      8 Mins.

      12
    • El perdón

      Lectio 365

      8 Mins.

      13
    • La fe se ha enfriado

      Lectio 365

      8 Mins.

      14
    • San Patricio: Héroe de la oración, la misión y la justicia

      Lectio 365

      8 Mins.

      15
    • Getsemaní

      Lectio 365

      8 Mins.

      16
    • Velad conmigo

      Lectio 365

      8 Mins.

      17
    • Tercera oración de sabbat para La Cuaresma

      Lectio 365

      7 Mins.

      18
    • Ha llegado la hora

      Lectio 365

      8 Mins.

      19
    • Con un beso

      Lectio 365

      8 Mins.

      20
    • Guarda la espada

      Lectio 365

      8 Mins.

      21
    • Óscar Romero, Héroe de la Oración y la Justicia

      Lectio 365

      8 Mins.

      22
    • A distancia

      Lectio 365

      8 Mins.

      23
    • Jesús se quedó callado 

      Lectio 365

      8 Mins.

      24
    • Cuarta oración de sabbat para La Cuaresma

      Lectio 365

      7 Mins.

      25
    • Valor silencioso

      LECTIO 365

      8 Mins.

      26
    • El miedo y la negación

      Lectio 365

      8 Mins.

      27
    • Lágrimas de transformación

      Lectio 365

      8 Mins.

      28
    • John Donne: Héroe de la oración y la creatividad

      Lectio 365

      8 Mins.

      29
    • Confiar en la misericordia

      Lectio 365

      8 Mins.

      30
    • ¿Apariencias o integridad?

      Lectio 365

      8 Mins.

      31
    • Quinta oración de sabbat para La Cuaresma

      Lectio 365

      8 Mins.

      32
    • Sufriendo en silencio

      Lectio 365

      8 Mins.

      33
    • Pandita Ramabai: Heroína de la justicia

      Lectio 365

      9 Mins.

      34
    • Dos hombres llamados Jesús

      Lectio 365

      8 Mins.

      35
    • El poder del pueblo

      Lectio 365

      8 Mins.

      36
    • El veredicto de la multitud

      Lectio 365

      8 Mins.

      37
    • Dietrich Bonhoeffer: Héroe de la justicia

      Lectio 365

      8 Mins.

      38
    • Domingo de Ramos

      Lectio365

      7 Mins.

      39
    • No mires a otro lado

      Lectio365

      8 Mins.

      40
    • Amor que se da a sí mismo

      Lectio365

      8 Mins.

      41
    • Deporte para espectadores

      Lectio365

      8 Mins.

      42
    • Desamparado

      Lectio 365

      8 Mins.

      43
    • ¡El cataclismo!

      Lectio 365

      8 Mins.

      44
    • Las mujeres vigilantes

      Lectio 365

      8 Mins.

      45
    • Ven y ve

      Lectio 365

      8 Mins.

      46
    ¿Te ha gustado lo que has leído?
    Oración 24-7
    Oración 24-7