Ideas prácticas para orar - 24-7 Prayer International

Cómo orar

Ayúdame

Ayúdame

Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

Comienza ahora

Ayúdanos

Ayúdanos

Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

Empieza ahora

Ayuda a

otros

Ayuda a otros

Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

Empieza ahora

¿Qué es la oración?

¿Qué es la oración?

Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

Sigue explorando
Atrás

Ideas prácticas para orar

3 Mins. lectura

La oración no significa tener que estar sentado y quieto.

Prueba algunas de estas ideas prácticas de oración que tejen la oración en tu vida diaria…

1. Cómo invitar a Dios a cada momento…

“No hay en el mundo un tipo de vida más dulce y delicioso que el de tener una continua conversación con Dios.”

– El Hermano Lawrence

Prueba a invitar a la presencia de Dios a cada parte de tu día: piensa en Dios cada hora, a continuación cada media hora, y después cada 15 minutos. Tenemos una guía práctica en PDF para ayudarte a comenzar.

2. Cómo seguir perseverando en la oración…

“Jesús les contó una historia en la que les mostraba que era necesario que oraran de forma constante y que nunca dejaran de hacerlo»

– Lucas 18:1

Está bien pedir, pedir, y volver a pedir cuando estamos orando. Intenta utilizar tu rutina para recordar que debes seguir perseverando:

Utiliza las manos – elige cinco personas o situaciones por las que quieres orar. Asigna un dedo o un pulgar a cada uno, y dedica cinco minutos al día a orar por cada uno.

Utiliza un espejo – ¿hay algo que mires varias veces al día, como un espejo, una ventana, la pantalla del ordenador o el teléfono? Escribe una nota y pégala donde más la vayas a ver para recordarte orar

Utiliza tu ropa – ¿tienes un accesorio o una prenda de vestir favorita que utilices a menudo? Asigna una petición de oración a un artículo específico y cada vez que lo uses, acuérdate de orar por esa petición específica.

3. Cómo variar en tu tiempo de oración…

Hazte con un dado y asigna a cada número un tipo de oración o actividad de oración diferente. Tira el dado y dedica unos minutos al reto de oración concreto que corresponda.

4. Cómo tener un mini tiempo de quietud donde quiera que estés…

El acrónimo O.R.A.R se utiliza en nuestras apps Lectio 365 y en Lectio for Families pero también puede ayudarte a orar por diferentes cosas en tan solo unos minutos:

O es para observar y parar: Para lo que estás haciendo para estar quieto e invitar a la presencia de Dios allí donde estás.

R es para regocijarse: Pasa algunos minutos alabando, quizá escuchando tu canción favorita de adoración, leyendo tu Salmo preferido o escribiendo una oración de agradecimiento.

A es para apelar: ¿Quién o qué está en tu corazón hoy? Pasa unos minutos hablando con Dios acerca de lo que necesitas y las necesidades de otros.

R es para rendirse: Pasa unos minutos entregando todo a Dios; tus preocupaciones, tus temores, tu incertidumbre.

5. Cómo ser la respuesta a tus oraciones…

  • Desafíate a hacer algo por otra persona que pueda necesitar una bendición inesperada. Puedes probar a…
  • Lavar los platos y orar para que en tu hogar todos tengáis las manos limpias y el corazón puro.
  • Invita a alguien a comer, y ora que tu amor y tu atención reflejen a Jesús.
  • Envía bombones o flores a alguien de forma anónima, y ora para que esa persona pueda entender mejor cuánto le ama Dios.
  • Págale el café a la persona que está detrás de ti en la cola, y bendice a esa persona con gozo.
  • Deja comida junto a un indigente que duerme y ora para que el Padre atienda sus necesidades.
  • Ayuda a una persona que esté llevando las bolsas pesadas de la compra, y ora para que conozca el yugo ligero de Jesús.
¿Te ha inspirado lo que acabas de leer?