Cómo orar

Ayúdame

Ayúdame

Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

Comienza ahora

Ayúdanos

Ayúdanos

Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

Empieza ahora

Ayuda a

otros

Ayuda a otros

Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

Empieza ahora

¿Qué es la oración?

¿Qué es la oración?

Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

Sigue explorando
Atrás

Ideas para reuniones de oración

6 Mins. lectura

Orar con otras personas tiene poder

«Cuando dos de vosotros en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será concedida por mi Padre que está en el cielo. Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos».

Mateo 18:19-20

Algunas veces las reuniones de oración pueden ser aburridas o difíciles. Estos son algunos de los principales consejos para que tus reuniones de oración prosperen:

1. Ora antes de orar

Puede parecer obvio pero la oración es la mejor forma de prepararse. Ora por sabiduría mientras planificas vuestro tiempo juntos, y para que los miembros de tu iglesia o comunidad se unan.

2. Comparte por qué oras

Explica por qué estás orando, por qué es importante y cómo quieres que Dios influya en la situación. Comparte un testimonio o pasaje bíblico para inspirar fe. Prueba a entrevistar a alguien implicado o utiliza fotos y vídeos para informar de tus oraciones.

3. Dirige la oración en secciones cortas

Para la mayoría de las personas los periodos largos de oración son un desafío. Divide el tiempo en pequeñas secciones para ayudar a todos a concentrarse. Si vas a orar durante una hora, ¿por qué no dedicas los primeros y los últimos cinco minutos a la bienvenida y a la conclusión, y luego planificas cinco secciones de 10 minutos para orar sobre los temas que le estás planteando a Dios?

4. Prueba formas diferentes de orar

Cada persona se conecta con Dios de forma diferente. Utiliza una variedad de estilos de oración para asegurarte de que todos los participantes en tu reunión pueden orar de una manera que les resulte familiar, así como de nuevas maneras también.

Estas son algunas de nuestras ideas preferidas:

Alabanza

Planifica tener alabanza con música en tu reunión para dar la bienvenida al Espíritu Santo, y para recordar a todos la grandeza de Dios. Entrelazar el culto con el tiempo de oración es una gran manera de reenfocar e inspirar la fe.

Involucra a los expertos

Si vas a dirigir la oración sobre un tema concreto, haz que participen personas con conocimientos y experiencia en ese ámbito. Por ejemplo, si estás rezando por la educación en tu comunidad, invita a un profesor a compartir su experiencia.

Prueba A, B, C

Divide a tu grupo en tres y asigna a cada persona las letras «a», «b» o «c». Comparte un punto de oración para cada letra y anima a los tríos a rezar juntos. Esta idea puede ayudar a los que están nerviosos al orar en un grupo grande.

Ora en voz alta

La Iglesia primitiva elevó su voz en oración, unida. Aunque te sientas incómodo, desafía a tu grupo a orar juntos en voz alta, al mismo tiempo.

50/50

Divide a tu grupo en dos, pidiendo a una mitad que ore por un tema y a la otra que adore. Intercambia. El volumen de la alabanza puede ayudar a las personas a adquirir confianza para orar en voz alta.

Zonas

Si te reúnes en persona para orar, divide la sala en diferentes áreas centradas en distintos temas. Anima a todos a moverse por la sala y a orar por cada tema.

Sé creativo

Utiliza los 5 sentidos; dale a la gente algo que sostener, saborear, mirar, escuchar o hacer mientras oras sobre un tema.

Peticiones al Rey

Coloca una silla al frente de tu espacio y anima a tu grupo a imaginar que la silla es el trono de Dios. Invita a cada persona a acercarse, de una en una, para arrodillarse y orar.

Utiliza la liturgia

A muchos grupos les resulta útil repasar juntos las oraciones escritas. Puedes encontrar una variedad de liturgia online, y también tenemos una liturgia de Oración 24-7 (¡disponible muy pronto!).

5. Dedica tiempo a escuchar

Además de hablar con Dios, haz espacio para escuchar de Dios durante tu tiempo de oración.

Aquí tienes algunas ideas concretas para escuchar en tus reuniones de oración:

Comparte cómo os habla Dios

Proporciona algo de contexto y enseñanza a tu grupo. Compartir un ejemplo personal es una buena manera de empezar.

Invita al Espíritu Santo a hablaros

Esta es una forma muy práctica de empezar tu tiempo de escucha. Deja espacio para el silencio y fija un tiempo para que la gente escuche a Dios.

Medita en un pasaje de la Biblia

Lee un pasaje varias veces y pide a los asistentes que compartan y oren sobre algo que Dios les haya destacado.

Compartid juntos

Invita a la gente a compartir lo que han escuchado de parte de Dios. Registra lo que comparte cada persona y destaca los temas que surjan.

Ora por las cosas que sientes que Dios está diciendo

Dividíos en grupos y orad por los temas, palabras, imágenes o pasajes bíblicos compartidos.

6. Termina bien

Termina dando gracias a Dios por vuestro tiempo juntos. Resume los temas de tu tiempo de oración y lo que Dios ha dicho. Comparte cuándo volveréis a orar.

Cómo dirigir una reunión de oración no aburrida

Consulta nuestra guía en la caja de herramientas de El curso de oración

¿Te ha inspirado lo que acabas de leer?