5 formas sencillas de orar por el mundo - 24-7 Prayer International

Cómo orar

Ayúdame

Ayúdame

Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

Comienza ahora

Ayúdanos

Ayúdanos

Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

Empieza ahora

Ayuda a

otros

Ayuda a otros

Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

Empieza ahora

¿Qué es la oración?

¿Qué es la oración?

Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

Sigue explorando
Atrás

5 formas sencillas de orar por el mundo

4 Mins. lectura

A diario, en todo el mundo se desencadenan situaciones que tendrán un profundo impacto en las personas, las comunidades y las naciones.

Ante una situación global puede ser difícil saber cómo orar. Prueba estas ideas sencillas:

1. Reconoce el poder de Dios

Como humanos podemos olvidar que, en última instancia, Dios ha creado el mundo y no está ausente de él, sino que es todopoderoso en él:

“Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan”. – Salmo 24

2.Ora para que se establezca el reino de Dios

La oración más sencilla puede ser la más poderosa:

“Venga tu Reino,
hágase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo”

3. Ora por las personas y las comunidades

Estamos llamados a orar por otras personas de nuestro mundo que se enfrentan a retos y situaciones difíciles:

“Así que recomiendo, ante todo, que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos…” – 1 Timoteo 2:1

4. Ora por los que están en el poder

Los líderes de todo el mundo son seres humanos como nosotros, que necesitan oración:

“… especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna”. – 1 Timoteo 2:2-3

5. Ora para que la iglesia siga trayendo esperanza

Como iglesia global tenemos un mensaje de esperanza que podemos compartir por todo el mundo, independientemente de lo que ocurra en nuestro mundo:

“… Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento. Así que no nos fijamos en lo visible, sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno”. – 2 Corintios 4:17-18

¿Te ha inspirado lo que acabas de leer?