Únete

  • Oración
  • Misión
  • Acción
  • Cómo orar

    Ayúdame

    Ayúdame

    Utiliza nuestra biblioteca de ideas sobre la oración para desarrollar tu vida personal de oración

    Comienza ahora

    Ayúdanos

    Ayúdanos

    Guías prácticas e inspiradoras que equiparán a tu comunidad o iglesia para orar juntos

    Empieza ahora

    Ayuda a

    otros

    Ayuda a otros

    Ideas creativas para llevar tus oraciones al lugar donde vives y a la gente que te rodea

    Empieza ahora

    ¿Qué es la oración?

    ¿Qué es la oración?

    Hemos escogido algunas ideas de oraciones para ayudarte a empezar

    Sigue explorando

    Lo último

  • Lo más reciente
  • Blogs
  • Recursos

  • Destacado
  • Podcasts & Vídeos
  • Acerca de nosotros

  • Quiénes somos
  • La visión
  • Contacto
  • Lo que hacemos

  • Oración continua
  • Misiones
  • Justicia social
  • Alrededor del mundo
  • Comunidades 24-7
  • Atrás
    Lectio365, Blogs

    Miércoles de Ceniza – Día mundial de oración por Ucrania

    8 Mins. lectura

    26 junio 2022

    Hoy es Miércoles de Ceniza, el comienzo de La Cuaresma. Alrededor del mundo innumerables cristianos de muchas tradiciones están orando y ayunando por la crisis en Ucrania como respuesta a la invitación emitida por varios líderes de la Iglesia. Por lo tanto, en este día tan especial, nos unimos a millones de cristianos y enfocamos nuestras oraciones en la escalada de la tragedia en el Este de Europa.

    Haz una pausa

    Ahora, al iniciar mi tiempo de oración, muy consciente del caos en nuestro mundo, escojo estar quieto; respirar lentamente para re-centrar mis sentidos, que se encuentran dispersos, delante de la presencia de Dios.


    Haz una pausa y ora

    Oración de Enfoque

    Padre Dios, en este día tradicionalmente marcado por el arrepentimiento y la conciencia de la brevedad de la vida, preparo mi corazón para hacer frente a la tragedia que se desarrolla en Ucrania. Creo que mis oraciones pueden marcar la diferencia, pero perdóname y ayúdame en mi incredulidad (Marcos 9:24).

    Regocijarse y Reflexionar

    Hoy escojo anclar mi esperanza en la promesa de la presencia de Dios, uniéndome a la alabanza ancestral de todo el pueblo de Dios en Ucrania y alrededor del mundo, usando las palabras del Salmo 46…

    Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar; aunque rujan y se encrespen sus aguas, y ante su furia retiemblen los montes.

    Salmo 46:1-3 (NVI CST)

    Haz una pausa y ora

    Este Salmo va a proporcionar el marco para todas mis oraciones hoy. El Salmo 46 se conoce a veces como el Salmo de Lutero porque el gran reformador alemán lo cantaba en sus momentos más oscuros, y convirtió sus palabras en su famoso himno, Castillo fuerte es nuestro Dios.

    Apelar / Pedir

    Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar; aunque rujan y se encrespen sus aguas, y ante su furia retiemblen los montes.

    Salmo 46:1-3 (NVI CST)

    ¿Una época de problemas? ¿La tierra cede? ¿Las montañas tiemblan? El mundo se parece mucho a eso ahora mismo, pero el salmista describe una postura extraordinaria de confianza y paz a pesar de esos problemas.

    ¿Cómo es posible? Gracias a la ayuda siempre constante de Dios, incluso y especialmente en épocas terroríficas y caóticas. 

    Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios, la santa habitación del Altísimo. Dios está en ella, la ciudad no caerá; al rayar el alba, Dios le brindará su ayuda.

    Salmo 46:4-5 (NVI CST)

    Oro ahora por la iglesia de Ucrania, un país en el que el 70% de la población se considera cristiana. Me acuerdo especialmente de los que intentan compartir la esperanza de Jesús y vendar tantos corazones rotos.  


    Haz una pausa y ora

    Se agitan las naciones, se tambalean los reinos; Dios deja oír su voz, y la tierra se derrumba. El Señor Todopoderoso está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.

    Salmo 46:6-7 (NVI CST) 

    Es cierto que las naciones están alborotadas y los reinos parecen caer. Pero el salmista describe a Dios levantando su voz y derritiendo la tierra. 

    ¿Qué palabra o palabras podría estar hablando Dios sobre el alboroto en el mundo de hoy? Recordando mi autoridad como hijo de Dios, y el poder de Su palabra en mi boca, digo estas palabras proféticamente ahora sobre la crisis actual.


    Haz una pausa y ora

    Venid y ved los portentos del Señor; él ha traído desolación sobre la tierra. Ha puesto fin a las guerras en todos los confines de la tierra; ha quebrado los arcos, ha destrozado las lanzas, ha arrojado los carros al fuego.

    Salmo 46:8-9 (NVI CST)

    Príncipe de paz, clamo a ti ahora, pidiéndote que de alguna manera hagas cesar la guerra, poniendo fin a la violencia y destrucción sin sentido en Ucrania.


    Haz una pausa y ora

    «Quedaos quietos, reconoced que yo soy Dios. ¡Yo seré exaltado entre las naciones! ¡Yo seré enaltecido en la tierra!» El Señor Todopoderoso está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.

    Salmo 46:10-11 (NVI CST)

    Es interesante que este famoso versículo sobre la quietud y el conocimiento de Dios, tan a menudo utilizado en el contexto de la piedad personal, aparezca en realidad en un Salmo sobre la guerra. Es una orden autorizada para que las circunstancias caóticas «se aquieten», y para que las naciones en guerra doblen la rodilla y reconozcan al Rey de Reyes que finalmente, inevitablemente, será exaltado (v10), por encima de todo poder, toda personalidad y todo sistema político.

    Y por eso pido ahora en el nombre de Jesús que la paz y la perspectiva vengan sobre el Presidente Putin en Rusia, y el Presidente Zelensky en Ucrania. Señor, te pido que les des sabiduría más allá de la sabiduría humana. Pon un deseo de paz en sus corazones y una estrategia de desescalada en sus mentes y en sus agendas. Te ruego que traigas algún tipo de avance. 

    Rendirse

    Oración de Rendición 

    Dios: en esta época tan especial, con un mundo tan desordenado, me someto a tu obra en mi vida recordando el reto del apóstol Pablo en Romanos 12:

    Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, os ruego que cada uno de vosotros, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No os amoldéis al mundo actual, sino sed transformados mediante la renovación de vuestra mente. Así podréis comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

    Romanos 12:1-2 (NVI CST)


    Promesa de Rendición

    Y ahora, mientras me preparo para llevar este tiempo de oración al día que tengo por delante, el Señor, que me ama, dice en el evangelio de Lucas… 

    Cuando oigáis de guerras y de revoluciones, no os asustéis. Es necesario que eso suceda primero, pero el fin no vendrá en seguida.

    Lucas 21:9 (NVI CST)

    Oración para concluir:
    Padre, ayúdame a vivir este día al máximo, siendo auténtico contigo en todo. Jesús, ayúdame a darme a los demás, siendo amable con toda la gente con la que me encuentre. Espíritu, ayúdame a amar a la gente que se encuentra perdida, proclamando a Cristo en todo lo que digo y hago. 
    Amén.

    ¿Te ha gustado lo que has leído?